logo

logo

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Cookies de M&M's


Los ingredientes para unas 20 cookies, aunque siempre depende el tamaño que las queramos dar, son:

60 gr mantequilla
100 gr azúcar
1 huevo
120 gr de harina
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de levadura en polvo (Royal)
90 gr de m&m´s o lacasitos
90 gr de chips de chocolate

Podeis variar la proporción de harina/mantequilla. A más harina y menos mantequilla os saldrá unas galletas más crujientes y duras. Si lo hacéis al reves os saldrán unas cookies más blandas y en el horno se esparcirán más.


Preparación :

Para hacerlas simplemente tenemos que empezar mezclando en un bol la mantequilla con el azúcar hasta obtener una pasta cremosa. En ese momento añadimos el huevo y mezclamos hasta que quede bien unido a la pasta de mantequilla.

En otro bol mezclamos el resto de ingredientes: harina, sal, levadura y los añadimos al bol con la mezcla de mantequilla, azúcar y huevo. Además también añadimos la esencia de vainilla. Mezclamos bien, enérgicamente para que se unan todos los ingredientes, aunque sin pasarnos de batido para que no coja demasiada liga la masa.

Por último añadimos los m&m´s y las gotitas de chocolate, también llamados chips, lagrimas, etc. Mezclamos un poco para unirlos a la masa.

Ahora toca darle forma para hacer las cookies. Si la masa está muy blanda podemos meterla una media hora en la nevera para hacer mejor las bolas si no empezaremos a coger porciones de masa, más o menos media cucharada y hacemos una bola con la mano. Las iremos dejando en una bandeja de horno con papel sulfurizado (papel vegetal, papel de horno, etc.), separadas unas de otras por el doble de distancia de lo que sea el grosor de cada una. Es decir que si miden 4 cm, las separaremos 8 cm (más o menos).

Las horneamos a 190ºC durante 10 minutos. Al sacarlas las dejamos enfriar un poco en la bandeja, unos 5 minutos, y después terminamos de enfriarlas en una rejilla. Lo primero es porque si las cogemos recién sacadas del horno se romperán porque están blandas y lo segundo es porque si las dejamos enfriar todo el rato en una superficie plana cogerán humedad y no se terminarán de endurecer.